5 Cosas que NO necesitan tus hijos


talkng

Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.  Colosenses 3:21 

1. NO NECESITAN QUE SEAS PERFECTO. Necesitan ver que estás poniendo tu mayor esfuerzo en ser el mejor padre o madre para ellos.  Tus hijos te respetarán y admirarán cuando vean que puedes admitir que te has equivocado.  Cuando vean que no pones excusas por tus errores, sino que las corriges, ellos tomarán nota.  Modelar la capacidad de pedir perdón, por ejemplo o reconciliarse con los demás de forma sana, será una herramienta para la mejor convivencia de tus hijos con los demás.  Recuerda que no debes compararte a otros padres, cada familia es un mundo diferente.

2. NO NECESITAN QUE LES CORRIJAS  EN NEGATIVO.  En la mayoría de los casos  nuestros hijos saben perfectamente que se han equivocado y muchas veces no reconocen sus errores en el momento por falta de madurez.  Por su edad, los hijos tienden a discutir, así que  tómatelo con calma y corrige en positivo. “Sé que estás haciendo un gran esfuerzo por tener limpia la habitación, pero necesito que tomes unos minutos más en tu cuarto recogiendo las cosas antes de ___ (añadir algo que quiera hacer tu hijo/a)”.  No olvides reconocer el buen esfuerzo y darle las gracias cuando haga bien las cosas.  Aún las criticas pueden ser constructivas y bien recibidas si las dices en positivo.

3. NO NECESITAN QUE “CONFIES” TANTO EN ELLOS, QUE NO TE INTERESES POR SUS VIDAS (cuerpo, mente y alma).  Nuestros hijos buscan nuevas ideas, sentirse libres de expresarlas y tomar decisiones propias, pero también quieren pertenecer a una familia que les aporte seguridad, estabilidad y cariño.  Escucharles con un corazón abierto y una sonrisa es tan importante como marcarles limites sanos que les ayudarán a crear los buenos hábitos que les acompañarán toda la vida. También es importante que conozcan sus orígenes. Háblales de las historias de vuestras familias, de los valores que os han ayudado a crecer como personas.  Háblales también de vuestras creencias y costumbres con naturalidad y respeto hacia las de los demás. Si tenéis convicciones claras en vuestro matrimonio por ejemplo acerca de la fe, el medio ambiente u otro tema, no dudes en compartir abiertamente como llegasteis  a esas convicciones.  Puede que quieras que ellos decidan muchas cosas por sí mismos, como la espiritualidad o sus pensamientos acerca de la política,  pero eso no quiere decir que en familia no se pueda hablar abiertamente de todas ellas e intercambiar ideas.  En nuestro hogar nuestras hijas saben que la base de nuestras normas y costumbres vienen de los principios bíblicos de la vida de Jesús.  Somos una familia Cristiana practicante y queremos transmitirles la fe y la esperanza que tenemos mi marido y yo. Como familia estamos de acuerdo en que esos principios son una base para nosotros  y a la vez  respetamos y valoramos las ideas y las creencias de los demás.   En casa, cuando nuestros hijos son pequeños, tenemos una pequeña ventana de tiempo dónde compartir los valores y las creencias que nos han ayudado a formar nuestro propio carácter.  Ellos decidirán  si en el futuro esas creencias y valores continuarán con ellos.  Haz que tu hogar sea un lugar seguro donde todos se sientan con la libertad de cometer errores sin que nadie les machaque, un lugar donde juntos podáis hablar de los temas más profundos de la vida con respeto y aprecio el uno por el otro.

4.  NO NECESITAN QUE SE QUEDEN EN MERAS PALABRAS LOS TE QUIEROs.  Decir TE QUIERO  a tu hijo o halagar a tu hija delante de los demás es muy positivo. Pero en algunos casos, hay hijos que sólo oyen decir a sus padres que los quieren delante de los demás. Los hijos deben sentirlo también. Un abrazo con palabras concretas  entre tú y él transmitiendo cariño, demostrar admiración por algo que haya hecho tu hija, un comportamiento recompensado con una salida especial, un detalle que no tiene por qué ser costoso, un mensaje por wasapp o una nota escrita  a mano en su escritorio por ningún motivo especial; cualquier tipo de detalle, reconocimiento o gesto dice un más sincero T E QUIERO. 

5. NO NECESITAN QUE TE DES POR VENCIDO. Cuando vemos los problemas que muchas personas adultas enfrentan en la vida, no es de extrañar  que con frecuencia  podamos llegar a un punto en el que la  persona perdió el apoyo o el respaldo de un ser querido.  Hoy en día los horarios laborales, la falta de estabilidad económica, los vicios, el divorcio y muchas otras cosas pueden hacer que pongamos en segundo o tercer plano las relaciones con nuestros hijos.  Nunca es demasiado tarde para retomar nuestro papel de amar y luchar por nuestros hijos. Una llamada, una nota o un gesto tal vez no sean suficiente, es probable que tome esfuerzo de tu parte que requiera incluso cambios en tus propios planes.

Reconozco que estos 5 puntos están en negativo, ¡tal vez podamos convertirlos a positivo! 

  1. Acepta que no eres perfecto 
  2. Corrige y disciplina a tus hijos de formas positivas
  3. Interésate por las distintas áreas de la vida de tus hijos
  4. Demuestra con tus hechos que los quieres
  5. Haz todo lo que esté en tus manos para apoyarles en la vida

Anuncios

¿Quién será tu profesor el año que viene?

school blog

Hijo mío, atiende la instrucción de tu padre
y no abandones la enseñanza de tu madre,
pues serán para ti un bello adorno:
como un collar o una corona.

Proverbios 1:8-9 (DHH)

 Un buen profesor:

  • Sabe cómo llegar a cada uno de sus alumnos
  • Modela lo que quiere ver en sus alumnos
  • Conoce las necesidades de cada uno
  • Trabaja para despertar un entusiasmo por aprender cosas nuevas

Puede que alguna vez le hayas hecho esta pregunta a la vecinita del barrio o a tus hijos al final del curso; “¿Sabes quién será tu profesor el año que viene?”.  La verdad es que sería genial que algún día nos contestaran con un sorprendente, “¡Por supuesto, mi padre!” o “¡Tú, mamá!”. Efectivamente, los profesores pasan incontables horas con nuestros hijos y durante el año escolar imparten todo tipo de clases enseñando múltiples asignaturas. Ellos son fundamentales en el desarrollo educativo de nuestros hijos. Los profesores modelan todo tipo de habilidades y tienen una relación especial con nuestros hijos, que llevado a su máximo potencial, puede motivar y llevar a un individuo a tener gran éxito en la vida.

Aristóteles, Anne Sullivan, María Montessori o Jaime Escalante, todos ellos agentes de cambio en las vidas de sus alumnos, la mayoría no llegarían a saber la magnitud del impacto que tuvieron en las vidas de sus estimados alumnos Por eso es importante que valoremos y apoyemos a los profesores en nuestras comunidades. Ellos tienen su mano sobre las cabecitas de nuestro futuro.  Pero, ¿es el profesor en el aula el único o el más importante profesor de tus hijos?

Mamá y papá, tengo una noticia importante para ti: Tú y yo somos los profesores que más marcaremos las vidas de nuestros hijos.

“¡Ah sí, claro!” decimos los padres, “nosotros también ayudamos ¿verdad?, ¿no estamos a su disposición a todas horas cuando estudian para exámenes y pasamos incontables horas asegurándonos de que terminen y comprendan sus tareas?”.  Esos esfuerzos son buenos y necesarios, pero la educación de nuestros hijos es mucho más que “estar encima de ellos”. 

El fin de este blog es compartir ideas creativas y eficaces para educar a nuestros hijos para que sean individuos independientes, creativos, capaces de aprender, crear y empatizar.  

  • Para empezar, deberemos entender que la educación en valores (que empieza y termina en casa),  formará a la persona con habilidades que aportarán una riqueza incalculable a lo largo de sus vidas.
  • Deberemos descubrir también que la  educación es enseñar a pensar, o enseñar a pensar en pensar. Estas estrategias ayudarán a nuestros hijos a resolver todo tipo problemas reales y a razonar. 
  • Además, será importante transmitir y enseñar la empatía, que indudablemente  será una de las herramientas más positivas en la vida nuestro pequeño o gran alumno.
  • Por último, deberemos asumir nuestro papel como motivador personal o coach,  despertando una ilusión en ellos de aprender, crear cosas nuevas, y meditar en temas más profundos como la fe y los misterios de la vida.

Si eres padre o madre, tú eres el profesor más importante que tus hijos puedan tener¡Pongámonos al día y SEAMOS el cambio que queremos ver! ¡Seamos los mejores profes de nuestros hijos!

Padres, no hace falta esperar tener suerte con el profesor del año que viene:

  • Aprendamos como llegar a cada alumno de nuestra casa conociendo como son sin juzgarles
  • Adaptemos nuestra forma de enseñar a las necesidades de cada uno
  • Modelemos lo que queremos ver en ellos
  • Despertemos en nuestros hijos cada día un entusiasmo por aprender algo nuevo

¿Quién sabe? ¡A lo mejor este es el año que llegarás a ser el profesor favorito de tus hijos!